Intranet
Facilitador judicial

Facilitador judicial

en Proyectos
Las personas con discapacidad intelectual tienen dificultades
a la hora de tener un juicio o hablar con la policía.
Las palabras que se usan en estos ámbitos
son muy difíciles
y muchas veces las personas no entienden 
de qué les acusan o qué les dicen.

Plena inclusión lleva trabajando desde hace años
para que España cree la profesión de facilitador judicial. 
El facilitador o facilitadora judicial es una persona
que acompaña a la persona con discapacidad intelectual
en los juicios o comisarias
y explica qué está pasando.
Así la persona puede estar bien informada
para tomar decisiones.

La Ley de España ha reconocido a este profesional.
En Castilla y León 9 personas se han formado
para ser facilitadoras judiciales en la UNED.
En 2024 varias universidades de Castilla y León darán esta formación. 

Además, la Federación da charlas y hace actividades
para dar a conocer esta figura. 


El movimiento asociativo Plena inclusión lleva mucho tiempo alertando de las graves consecuencias que tiene el hecho de que las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo pasen por procesos policiales y judiciales sin que se tenga en cuenta su discapacidad, o sin que esta sea detectada con respecto al derecho a un proceso justo de cualquier persona. Esta conciencia, unida a la de otros operadores jurídicos, ha llevado a que, a día de hoy, hayamos realizado un intenso trabajo en el ámbito de los ajustes de procedimiento, con especial hincapié en la necesidad del desarrollo y reconocimiento legal de la figura del facilitador/a procesal mientras, al mismo tiempo, muchas de nuestras organizaciones prestaban el apoyo real a las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo cuando se enfrentaban a procesos judiciales demostrando, de forma práctica, los beneficios de esta línea de actuación. 

En 2020 Plena inclusión constituyó un grupo de trabajo ad hoc para reflexionar sobre la profesional facilitadora y concretar su definición. Este trabajo tuvo como resultado la aprobación por la Junta Directiva de Plena inclusión España el documento “La persona facilitadora en procesos judiciales” el 22 de octubre de 2020. Este documento únicamente ha sido un primer paso en la determinación de lo que, desde el movimiento asociativo Plena inclusión, consideramos que debe ser esta figura profesional como instrumento sustancial para la alcanzar la garantía del derecho a la tutela judicial efectiva en igualdad de condiciones que nuestra Constitución proclama. 

Posteriormente, y como resultado de la incidencia legislativa de Plena inclusión, se produjo el reconocimiento legal del “profesional que a modo de facilitador” en el artículo 7.bis de la LEC (y 7 bis de la LJV) pero sin que exista a día de hoy una concreción del perfil y forma de actuación de esta nueva figura profesional, lo que hace urgente continuar esta línea de trabajo para concretar la figura, así como determinar y afianzar su naturaleza jurídica y su forma de actuación en el procedimiento. 

El art. 2 f) Real Decreto 193/2023, de 21 de marzo, por el que se regulan las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad para el acceso y utilización de los bienes y servicios a disposición del público define la persona facilitadora como “persona que trabaja, según sea necesario, con el personal del sistema de justicia y las personas con discapacidad para asegurar una comunicación eficaz durante todas las fases de los procedimientos judiciales. La persona facilitadora apoya a la persona con discapacidad para que comprenda y tome decisiones informadas, asegurándose de que todo el proceso se explique adecuadamente a través de un lenguaje comprensible y fácil, y de que se proporcionen los ajustes y el apoyo adecuados. La persona facilitadora es neutral y no habla en nombre de las personas con discapacidad ni del sistema de justicia, ni dirige o influye en las decisiones o resultados”.

A lo largo de 2023 un grupo de 9 personas han estado formándose en la UNED con la codirección del CEACOG (Centro Español de Accesibilidad Cognitiva) como Facilitadores Procesales, figura de apoyo al sistema policial y judicial por una parte y a las personas con dificultades de comprensión y comunicación por otra a fin de garantizar el correcto Acceso a la Justicia de las personas con discapacidad. Esta formación será ampliada en el segundo semestre de 2024 en Universidades de nuestra región, a fin de contar con una base suficiente de personal formado adecuadamente para ejercer esta profesión.

Desde Plena inclusión Castilla y León estamos realizando diversas actividades para dar a conocer esta figura a operadores jurídicos y policiales a través de charlas, formaciones, difusión de materiales, reuniones. Con esta difusión de la figura esperamos poder implementar un servicio que dé cobertura a las necesidades de apoyo que surjan en los próximos meses, lo cual permitirá una consolidación del Facilitador en Castilla y León.