Intranet
Las personas con discapacidad, protagonistas del IV Encuentro de hermanos de Asadema

Las personas con discapacidad, protagonistas del IV Encuentro de hermanos de Asadema

en Noticias
El sábado 26 de octubre se celebró 
el cuarto encuentro de hermanos de Asadema.

En esta ocasión las personas con discapacidad
fueron los protagonistas.
13 usuarios de Asadema explicaron a sus hermanos
sus inquietudes y problemas del día a día. 
También explicaron cómo Asadema les ayuda 
a ser más independientes.

Después, los asistentes al encuentro
disfrutaron de una visita teatralizada
a las bodegas Tierra de Aranda
donde tomaron un aperitivo
y pudieron hablar en un ambiente más relajado.
"Los protagonistas somos nosotros". Con estas palabras, 13 personas con discapacidad intelectual se dirigían a sus hermanos y sus cuñados para reclamar su lugar en el IV Encuentro de hermanos de Asadema. Los protagonistas intervinieron en representación de sus más de 150 compañeros para acercar a sus familiares sus inquietudes y problemas y generar así un espacio de encuentro e intercambio. Una jornada que responde al trabajo que realiza la entidad con los hermanos y cuñados de las personas con discapacidad, quienes son un pilar fundamental de la misma. 


A las 10 horas de la mañana comenzaba el encuentro donde la igualdad de trato en la sociedad fue uno de los temas más reclamados y repetidos por los usuarios de Asadema. "Queremos que se nos trate como a uno más", comentaban. También se tocaron temas de la vida cotidiana como las compras o las herencias y pidieron estar más presentes en el día a día de sus familias. "Queremos ayudar más en casa" o "queremos vernos más", fueron algunas de las peticiones que se lanzaron a lo largo de la mañana. En sus intervenciones además quisieron destacar ante sus hermanos que gracias a los servicios de la entidad disfrutan de más autonomía y socializan con más personas. 


Después de esta intervención, todos los asistentes tuvieron la oportunidad de disfrutar de un ambiente más relajado y distendido en una visita teatralizada a la bodega histórica de Tierra de Aranda, donde más tarde tomaron un aperitivo y degustaron algunos vinos acompañados del sonido tradicional de las dulzainas. Un marco inmejorable para seguir profundizando en las conclusiones de la jornada, donde encuentro y escucha fueron las palabras más repetidas. 


Fuentes: Asadema y Diario de Burgos.